Sobre este artículo:

Órganos / Vesícula

Vesícula

vesicula

 

¿Qué es la Vesícula Biliar?

La vesícula biliar es un órgano vacío con forma de pera, que tiene un tamaño aproximado de entre 5 y 10 cm de diámetro. Las funciones de la vesícula biliar consisten en almacenar y concentrar la bilis producida por el hígado, y forma parte de los órganos accesorios que colaboran con los procesos digestivos.

¿Dónde se encuentra la Vesícula biliar?

Se encuentra en otro grupo llamado cavidad abdominal donde hallamos el estómago, el bazo, el hígado, el intestino delgado y la mayor parte del intestino grueso; la membrana serosa de la cavidad abdominal es el peritoneo. La bilis de la vesícula biliar permanece almacenada hasta que se necesite su presencia en el duodeno para ayudar a la digestión y absorción de grasas presentes en el timo.

Está localizada en una depresión de la superficie inferior o posterior del hígado. Parte de la bilis se almacena en esta estructura, capaz de contener un volumen de alrededor de 50 ml, que permite utilizar esta bilis en momentos puntuales en los que se precisa una mayor acción emulsionante durante la digestión.

Se conecta con el intestino delgado por la vía biliar común o conducto colédoco. Su función es la acumulación de bilis, que libera al duodeno a través del conducto biliar común. Tras esto entra en él a través de la papila o ampolla de váter. Está adherida a la superficie visceral del hígado.

El hígado

El hígado es el órgano que sintetiza la bilis con la que por una parte depura la sangre y por otra se permite la emulsión intestinal de los lípidos para una más fácil digestión. Esta bilis es excretada mediante un sistema tubular que constituye las vías biliares. Es producida en los hepatocitos y secretada a través de los canalículos biliares hacia las vías biliares intrahepáticas, las cuales son los conductos biliares que van a ir confluyendo para fusionarse en dos conductos hepáticos.

En primer lugar, drenará la bilis sintetizada en el lóbulo derecho y en el lóbulo izquierdo. Ambos conductos hepáticos se fusionan fuera del hígado para formar el conducto hepático común, el cual se une con el conducto cístico procedente de la vesícula biliar para formar el conducto biliar común o conducto colédoco.

Conducto colédoco

El conducto colédoco desciende posteriormente al páncreas para desembocar al duodeno, a nivel de la denominada ampolla hepatopancreática o ampolla de váter. Esta ampolla se abre en una elevación de la mucosa duodenal llamada papila duodenal mayor, unos 4 cm por debajo del esfínter pilórico del estómago.

La vesícula biliar es un saco músculo membranoso envuelto por músculo liso. Gracias a este músculo liso se puede contraer, y con las contracciones todo el contenido de bilis que tiene se transporta hacia el duodeno. La vesícula es un órgano bastante importante en el humano, sin embargo, no es indispensable para la vida.

Partes de la Vesícula Biliar

partes de la vesicula biliar

Son 3 partes las que forman la vesícula biliar: fondo, cuerpo y cuello. La parte anterior es un saco ciego y lo denominamos fondo de la vesícula biliar, después viene la parte más larga que es el cuerpo de la vesícula biliar, y por último se estrecha formando el cuello de la vesícula biliar.

La vesícula tiene un cuello formado por dilataciones y surcos, la más importante es el infundíbulo de la vesícula, de donde emerge el conducto cístico. Aparece entonces una bolsa en la comunicación de la vesícula biliar y el conducto cístico llamada Saco de Hartmann. Es una prolongación, no es una parte del propio cuerpo de la vesícula biliar. La parte final del cuerpo del cuello y el inicio del conducto cístico tienen una forma de S. Eso es lo que se denomina sifón.

Las partes de la vesícula incluyen un amplio fundus que se proyecta inferiormente más allá del borde inferior del hígado, también la porción central denominada cuerpo y finalmente una porción cónica denominada cuello, la cual finaliza en el conducto cístico encargado de drenar la bilis almacenada en la vesícula. La mucosa de la vesícula biliar consiste en un epitelio cilíndrico simple dispuesto en pliegues similares al estómago. La pared de la vesícula no contiene submucosa, pero sí una capa de músculo liso y una capa externa de peritoneo visceral.

Enfermedades a causa de la Vesícula Biliar

Cuando los cálculos biliares obstruyen los conductos biliares, la bilis se acumula en la vesícula biliar y causa un ataque de la vesícula biliar, lo que se conoce también como cólico biliar. Estos ataques generalmente cesan cuando los cálculos biliares se mueven y ya no obstruyen los conductos biliares. Los ataques de la vesícula biliar causan dolor en la parte superior derecha del abdomen.

A menudo se presentan después de consumir alimentos pesados y generalmente ocurren al atardecer o durante la noche. Sin embargo, si alguno de los conductos biliares permanece obstruido durante unas horas, el paciente puede presentar complicaciones. Los cálculos biliares que no obstruyen los conductos no causan síntomas.

Te dejamos un vídeo interactivo en el que se muestra información sobre la Vesícula Biliar.