Sobre este artículo:

Hormonas / Insulina

Insulina

insulina

 

¿Qué es la Insulina?

Se conoce a la Insulina por ser esa hormona regulatoria polipeptídica encargada de la difusión de glucosa a través de la sangre. Secretada por las células beta de los islotes pancreáticos de Langerhans, la Insulina es una sustancia anabolizante que busca la regulación de los niveles de glucosa para así favorecer procesos como la lipogénesis o la aceleración en la síntesis de ácidos grasos.

Células que componen los islotes pancreáticos

Pero veamos en primer lugar cuáles son las células que componen cada uno de los islotes pancreáticos. Este punto es elemental puesto que las diversas secciones segregarán sustancias diferenciadas. Las conocidas como células alfa, que ocupan el 17% del islote pancreático, son las encargadas de la producción de glucagón.

Tal y como apuntábamos al comienzo de este artículo, las células beta se ocupan por su parte de segregar Insulina ocupando un 70% de la estructura celular. En su caso, las conocidas como células delta se localizan en el 7% del islote para producir somatostatina. En el resto de la disposición se encuentran las células F, responsables de la liberación de polipéptido pancreático.

Fases de la Insulina

A diferencia de otras hormonas del cuerpo humano, la Insulina actúa únicamente en la sangre liberándose en dos fases diferenciadas de las que hablaremos a continuación:

  • Fase 1. Denominada fase de secreción basal, se refiere a la respuesta inminente por la que se segrega esta sustancia. Esta liberación se produce de este modo por la acumulación en la célula beta. La secreción es una consecuencia de la interacción entre la molécula de glucosa y algunos componentes de la membrana celular. Como dato esencial, el páncreas libera 60 mili/unidades de Insulina por minuto. La hormona entonces comienza a sintetizarse dando lugar a la denominada pre proinsulina y tras diversos cambios en su estructura citoplasmática se genera la proinsulina, que será la que llegue hasta el Aparato de Golgi.
  • Fase 2. Se considera esta una fase más prolongada en la que, además, la Insulina nunca llega a agotarse. Esta sustancia se almacena en la reserva de gránulos secretorios para después liberarse ante un estímulo producido por la elevada concentración de glucosa en la sangre.

Estímulos de la secreción de Insulina

Si hablamos pues de esos estímulos que provocarán la secreción de Insulina, deberemos destacar además de la presencia de glucosa la aparición de otros nutrientes como por ejemplo los aminoácidos. La arginina o la lisina elevan la glucemia y a su vez la propia Insulina trabaja en favor del transporte de estos aminoácidos hacia diferentes células.

Centrándonos en otras hormonas que también influyen en la secreción de Insulina, no podemos dejar de hablar de otras sustancias localizadas en el sistema gastrointestinal. Destacaremos en este caso hormonas como la secretina o la gastrina. Es necesario subrayar también el estímulo directo para la liberación de Insulina producido por el glucagón o la hormona del crecimiento.

Una mayor producción de Insulina por parte del islote pancreático da lugar a un descenso de los niveles de glucosa en sangre. Por el contrario, el aumento de ese nivel de glucosa tiene como resultado una insuficiencia de la hormona en el sistema.

Diabetes

diabetes

Llegados a este punto es básico referirnos a la Diabetes, ese trastorno metabólico caracterizado por las altas concentraciones de glucosa en sangre o por la deficiencia en la producción de Insulina. Los síntomas básicos de esta afección son el aumento de las ganas de beber, también conocido como polidipsia, el incremento en la necesidad de ingerir alimentos y la poliuria, que genera la emisión de cantidades excesivas de orina.

La Diabetes se presenta en diferentes tipos en función de las causas que provocan la enfermedad. Diabetes Tipo 1, en la que la deficiencia de Insulina es total; Diabetes Tipo 2, que es progresiva y genera un incremento en la resistencia a esta hormona, y Diabetes Gestacional, diagnosticada durante el embarazo y en muchos casos transitoria por lo que cesa tras el parto.

Te dejamos un vídeo interactivo en el que se muestra información sobre la Insulina.