Sobre este artículo:

El ojo humano

El ojo es uno de los órganos más complejos y desarrollados que tiene el cuerpo humano. Gracias al ojo podemos adquirir el sentido de la vista.
ojo-humano

 

¿Qué es el Ojo humano?

El ojo es el órgano visual que es capaz de advertir la luz mediante el nervio óptico y sus impulsos generados a través de las neuronas.

Si queremos comprender con más detalle todos los aspectos que engloban al ojo humano así como sus principales enfermedades, deberemos tener en cuenta anteriormente, qué partes conforman el mismo.

Partes del ojo

ESCLERA

La parte externa del ojo es la denominada “esclera”. Hablaremos de esclera refiriéndonos a la envoltura de color blanco y con tejido de cariz fibroso que tiene como función principal proteger de forma resistente nuestro ojo, así como darle la forma que conocemos.

A su vez, dicha capa está cubierta por una mucosa transparente que recubre la parte externa del ojo y la interna de los párpados: la conjuntiva. Como mucosa que recubre dicho ojo, su principal función será la de nutrir y lubricar el mismo.

Después de la esclera, se encuentra la córnea. Dicha córnea es transparente y ayudará y permitirá el acceso de la luz al ojo humano con el objetivo de obtener visión: de hecho, va a portar dos tercios de la potencia dióptrica del ojo. La córnea también se nutre y lo hace a partir de las lágrimas.

ÚVEA

La úvea está compuesta por la coroides, el iris y el cuerpo ciliar.

  • Coroides: La coroides es una cobertura que se caracteriza por estar muy vascularizada y tener una cobertura delgada. Su principal característica es que permite la oscuridad dentro del ojo y aporta oxígeno y nutrientes al órgano. En cuanto termina la coroides, nos encontramos ante el iris.
  • Iris: el iris tiene un color determinado por la melanina y se encuentra perforado por la pupila, lo que hará que a través de ésta se pueda transmitir la luz. El iris va a separar la córnea y el cristalino y se va a localizar en el humor acuoso, contando con multitud de fibras acuosas que ayudan a la pupila a contraerse y a dilatarse.
  • Cuerpo ciliar: cuando se profundiza en la coroides y se extiende, se encuentra el cuerpo ciliar, ubicado alrededor del cristalino. Es como un anillo muscular que facilita la visión a través del humor acuoso.

RETINA

La retina se caracteriza por ser una membrana delgada que posee el ojo en su parte posterior y se encarga de recibir toda aquella información de carácter luminoso.

La retina se forma por células fotosensibles y fotorreceptores, denominados conos y bastones.

Conos y bastones

CONOS

Cuando nos referimos a los conos, hacemos referencia a aquellos fotorreceptores que ayudan al sistema visual a trabajar con alta luminosidad y a percibir los colores.

Existen tres tipos de conos:

  • Conos rojos (L-conos): Se caracterizan por maximizar la sensibilización a la luz de onda larga. En concreto, representan el 64% de la totalidad de los conos.
  • Conos rojos (M- conos). Se caracterizan por maximizar la sensibilización a la luz de onda media. En concreto, representan el 32% de la totalidad de los conos.
  • Conos azules. Se caracterizan por maximizar la sensibilización a la luz de onda corta. En concreto, representan del 2 al 7% de la totalidad de los conos.

BASTONES

Los bastones son los fotorreceptores que se activan en condiciones de baja iluminación. Este tipo de células no son capaces de percibir colores. En el cuerpo humano se contienen hasta 130 millones de bastones.

Una de sus principales habilidades es la de ser capaces de distinguir formas y contrastes.

Además de dicha habilidad, tienen como funciones:

  • Obtener visión periférica.
  • Detectar movimiento.
  • Visión nocturna.

Estructura básica: conos y bastones

Tanto conos y bastones poseen una estructura básica donde hay cuatro zonas bien diferenciadas:

  1. Cuerpo sináptico. Axón neuronal que realiza la conexión (sinapsis) con las células bipolares.
  2. Cuerpo celular. Localización del núcleo de la célula.
  3. Segmento interno. Estructura caracterizada por la producción de energía.
  4. Segmento externo. Parte de la célula encargada de la absorción lumínica.

Músculos del ojo humano

musculos ojo humano

Existen siete tipos de músculos que están formados por fibras estriadas.

En cuanto a su jerarquización, se puede afirmar que el músculo elevador del párpado superior es el que preside los movimientos de dicha zona, mientras que los otros seis músculos restantes están destinados al ojo.

MÚSCULO ELEVADOR DEL PÁRPADO SUPERIOR.

El músculo elevador del párpado superior se cataloga dentro de los músculos voluntarios y, tal y como se ha especificado anteriormente, su función es la de elevar el párpado superior.

Como localización de dicho músculo, está ubicado en la parte superior de la órbita terminando en la piel del párpado superior.

Dicho músculo va a actuar siempre sobre el párpado superior llevándolo hacia arriba y atrás ofreciendo una visión de la córnea y parte de la esclerótica. Su opuesto será el músculo orbicular de los párpados, que al ser contraído, provocará la oclusión de la hendidura palpebral.

MÚSCULOS RECTOS DEL OJO

Los músculos rectos nacen en el fondo de la cavidad orbitaria; en concreto, en la periferia del agujero óptico y dentro de la gran hendidura esfenoidal. Su destinación es el globo ocular, residiendo en la esclerótica.

La clasificación que se realiza tiene en cuenta la situación que ocupan en la órbita y en el globo del ojo: músculo recto superior, recto inferior, recto interno y recto externo.

LOS MÚSCULOS RECTOS

Su disposición es de pirámide, en la cual el vértice es el agujero óptico y en la base encontramos acomodado el globo del ojo. A su vez, el nervio óptico traspasa la pirámide desde la parte posterior a la anterior.

Cuando están insertados en la órbita, se desplazan por la pared orbitaria hasta separarse hacia la cápsula de Tenon e insertarse en la esclerótica.

La característica de los músculos rectos es que son aplanados y se puede observar cierta anchura en su extremo anterior.

  • Recto superior. Dicho músculo copia la pared superior de la órbita encontrándose separado por el elevador del párpado superior. Es el responsable de los giros del ojo hacia arriba cuando se realiza su contracción.
  • Recto inferior. El músculo recto inferior ocular se encuentra en la parte inferior de la órbita ocular. El nervio óptico está situado encima de él. Es el responsable de diversos movimientos: giros hacia abajo, asistencia del movimiento hacia el medio y del que le aleja de la línea media.
  • Recto interno. El recto interno llega a la parte interna del globo del ojo y se acaba fijando en el interior de la esclerótica. Es el responsable del giro del ojo hacia la nariz.
  • Recto externo. Este músculo sigue la pared externa de la órbita. Es el responsable del giro del ojo hacia la dirección opuesta a la nariz.

MÚSCULOS OBLICUOS DEL OJO

  • Músculo oblicuo mayor: dicho músculo tiene como extensión desde el vértice de la órbita, hasta la parte externa y posterior del globo ocular. Es responsable de que el ojo pueda moverse hacia todas direcciones.
  • Músculo oblicuo menor: surge de la parte anterior e interna de la cavidad, por lo que se tiene en cuenta como parte de la musculatura extrínseca del ojo.

Te dejamos un vídeo interactivo en el que se muestra información sobre el ojo humano.