Sobre este artículo:

El hueso sacro

El hueso sacro se encuentra situado en el extremo inferior de la columna vertebral y está formado por cinco vértebras que tienen forma de pirámide.
hueso-sacro

 

¿Qué es el hueso sacro?

El hueso sacro o sacro es la fusión de cinco vértebras denominadas S1-S5 y unidas unas con otras. Está formado por una estructura ósea que tiene forma de escudo.

El sacro es un hueso corto, impar, oblicuo y simétrico. El sacro es un hueso con cinco vértebras sacras en forma de pirámide cuadrangular. Sus alas sacras en las zonas laterales se fusionan con las palas ciáticas de la pelvis.

El hueso sacro se encuentra en la base de las vértebras lumbares y está conectado a la pelvis. Forma la pared pélvica posterior además de fortalecer y estabilizar la pelvis.

Fusionadas en el mismo extremo del sacro, hay de 2 a 4 vértebras pequeñas y parcialmente unidas que se conocen como el coxis o hueso de la cola. El coxis ofrece un leve soporte a los órganos pélvicos aunque generalmente es un hueso de poco uso.

La función principal del sacro es transmitir el peso del cuerpo a la cintura pélvica. En el cuerpo humano, el hueso sacro está debajo de la vértebra L5, encima del coxis y entre los huesos coxales.

El conducto sacro es el orificio vertebral del sacro y contiene las raíces nerviosas de la cola de caballo. En las caras pélvicas y dorsal del sacro hay 4 pares de orificios sacros, por los cuales emergen ramos dorsales y ventrales de los nervios espinales.

Vértebras sacras

el hueso sacro

El sacro está formado por 5 vértebras sacras fusionadas entre ellas, dando lugar al hueso sacro. El sacro tiene la forma de una pirámide cuadrangular con la base hacia arriba y el ápice hacia abajo. Se articula superiormente con la quinta vértebra lumbar y con el coxis inferiormente. El sacro tiene 4 caras: dos laterales, una anterior y una posterior.

Caras laterales

Las orejas son el principal accidente óseo de las caras laterales, y sirven como punto de articulación con el hueso de la cadera (ilíaco).

Cara anterior o ilíaca

La cara anterior es cóncava y tiene cuatro crestas transversales que corresponden a discos intervertebrales. La cara anterior tiene agujeros sacros anteriores.

Cara posterior o dorsal

Tiene forma convexa y está formada por los siguientes accidentes óseos:

  • Cresta sacra mediana: Tiene tres o cuatro procesos espinosos.
  • Cresta sacra lateral: Está compuesta por tubérculos que representan los procesos transversales de las vértebras sacras.
  • Cresta intermedia: Está formada por tubérculos producidos por la unión de procesos conjuntos.
  • Forams sacros posteriores: Ubicados lateralmente a la cresta intermedia.
  • Hiato sacro: Es una gran abertura formada por la separación de las láminas de la quinta vértebra sacra y la línea media posterior.
  • Cuernos sacros: Son tubérculos que representan procesos articulares posteriores de la quinta vértebra sacra.

Te dejamos un vídeo interactivo en el que se muestra información sobre el hueso sacro.