Sobre este artículo:

Partes del cuerpo humano / Tronco / Cavidad torácica

Cavidad torácica

Los pulmones y demás órganos del tórax están protegidos por la cavidad torácica, que está constituida por el esternón, las costillas y la columna vertebral.
cavidad_toracica

 

¿Qué es la cavidad torácica?

La cavidad torácica alberga y protege los pulmones y el corazón como principales representantes de los aparatos respiratorio y circulatorio. Además, sirve de tránsito a estructuras vasculares, linfáticas, nerviosas, esófago y tráquea a través del espacio mediastínico que se topografía entre ambas cavidades pleurales.

El volumen de la cavidad torácica varía bajo la acción de los músculos respiratorios durante los diferentes ciclos respiratorios.

Constitución de la cavidad torácica

cavidad torácica

La cavidad torácica está rodeada por la caja torácica, la cual está constituida por las costillas, las vértebras torácicas y el esternón. En la parte inferior está limitada por el diafragma, mientras que en la parte superior no existe un límite neto con el cuello.

Cuando se retira la parte anterior de la pared torácica, que está formada por los importantes músculos accesorios para la respiración, se puede ver la división de la cavidad torácica en dos cavidades pleurales, con los pulmones y el espacio localizado entre ellas y que se denomina mediastino.

El mediastino se divide en un mediastino inferior, en el que se sitúa el corazón, y en un mediastino superior. El mediastino inferior se divide a su vez en un mediastino anterior por delante del corazón, un mediastino medio con el pericardio y un mediastino posterior por detrás del pericardio.

La cavidad torácica se comunica con el cuello mediante el orificio torácico superior y con la cavidad abdominal por medio del orificio torácico inferior a través de espacios anatómicos que perforan el diafragma.

Dentro de cada cavidad y compartimiento existen varios órganos, vasos sanguíneos torácicos, nervios y ganglios linfáticos.

Enfermedades de la cavidad torácica

Las lesiones o enfermedades que afectan a estos huesos son generalmente los eventos traumáticos o los tumores óseos. Estos necesitan de la evaluación por parte de los médicos, ya que es importante la valoración para poder determinar el diagnóstico. Una vez que ya se obtuvo el diagnóstico, se procede a realizar el tratamiento que variara de acuerdo a la lesión y la disfunción que manifiesta el paciente.

Te dejamos un vídeo interactivo en el que se muestra información sobre la cavidad torácica.